Saltar al contenido

HABILIDADES ANTICRISIS…..

Habilidades anticrisis

Por: Mónica Fragoso Maldonado

Hace unos meses escuchamos vagamente hablar de una epidemia, apuesto que muchos de nosotros no le dimos la debida importancia, quizá porque no pensamos las dimensiones que esta tomaría a nivel global o que estaba sucediendo en un lugar muy, pero muy lejano.

En realidad la vida esta conformada de cambios constantes, y aunque nos cueste trabajo el desarrollo de nuestra sociedad, ya había cambiado. Por ello es importante generar algunas habilidades que nos ayuden a adaptarnos rápidamente a los cambios constantes que enfrentamos.

Por eso en la columna de hoy, no les hablaré de temas políticos, ni económicos, ni legales; les hablare de algunas herramientas que he utilizado a lo largo de mi vida y que me han servido para sobrevivir ante diversas crisis que he experimentado, de las cuales por cierto no solo valoré el hecho que me ocurrieran sino además las llegue a amar, pues sin ellas, no me hubiera convertido en la persona que ahora soy.

Para unificar un poco de lo que hablamos, te diré que una crisis es un cambio profundo y de consecuencias importantes en un proceso o situación. Las personas le tenemos mucho miedo a esa palabra, sin embargo la crisis siempre engloba una oportunidad, pues aunque no lo crean, nos sirven para destruir lo viejo, lo que ya no nos sirve. Y para que entonces pueda surgir algo nuevo, mejor y sobre todo, un gran aprendizaje.

En primer lugar se debe mantener la calma. Algo muy difícil, pues encontrarnos en una situación de incertidumbre, nos genera no solo inseguridad, también miedo; pero un estado de calma, nos ayuda a pensar con mayor claridad ante cualquier situación, pues es el puente entre la crisis y la solución.

La segunda habilidad que se requiere en un proceso de crisis es actitud. Sí comenzamos pensando que en el proceso algo se tiene que aprender y que hay que estar receptivos, nos aliviará a no sufrir en él, pues es un comportamiento lo más positivo posible que se emplea ante diversos sucesos en la vida.

En tercer término la transformación.  Viene acompañada de la crisis, traerá consigo un inevitable “antes y después”. Por ello la gran habilidad que se debe de fomentar en toda crisis es la adaptación al cambio, pues durante este proceso, se hace acompañar de varios cambios. Los abruptos también vienen emparejados con de toma de decisiones, que serán cruciales para transitar el proceso completo. Adaptarse a ello lo hará dinámico y menos doloroso.

Y por último, otra gran habilidad que debemos fomentar es la aceptación.  Las crisis no se pueden evitar. Entre más pronto aceptemos que el cambio en la vida es inevitable y que pese a la incertidumbre, siempre hay un aprendizaje nos ayudará a ver la luz al final del túnel.

En fin, espero que esta reflexión te ayude a sobreponerte pronto, no sólo de esta situación de confinamiento y aislamiento social, sino también en otras crisis que experimentarás a lo largo de tu vida, pues en ocasiones para renacer es inevitable morir.

Categorías

Colaboraciones

callejoninformativo Ver todo

Información, Opinión y Análisis

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: