Saltar al contenido

UN SIGLO MÁS DE DESIGUALDAD…

Un siglo más de desigualdad

Por: Mónica Fragoso Maldonado

Cuando escuché esta frase me quedé completamente congelada. Estimados lectores, llevo más de la mitad de mi vida divulgando y promoviendo los beneficios de la igualdad entre hombres y mujeres y esta noticia me desanima, claro, solo por un momento, pues me queda claro que sigo y seguiré en la lucha de buscar un entorno en condiciones de igualdad para todos, pues ello nos ayuda no solo a tener una sociedad más democrática, avanzada y humanista, sino también a asegurar la igualdad de condiciones para todos aquellos que formamos parte de una sociedad.

Les platico, resulta que el “Informe global de la brecha de género 2020”, que fue difundido y publicado por el Foro Económico Mundial, nos arroja como conclusión que: “Nos queda un siglo más de desigualdad en materia de paridad que existe actualmente entre hombres y mujeres”. Lamentablemente esto nos deja con una muy mala noticia, ya que parece ser que las cosas se seguiran desarrollando de la misma manera y por ende, se vislumbra que la desigualdad de género va a durar mucho más tiempo del que se había pronosticado originalmente, por lo que para erradicarla faltarían 108 años para ser exactos.

Este informe realiza una comparación entre hombres y mujeres, verifica el avance anual (lo que ocurre desde el año 2006), y mide cuatro ámbitos de nuestra vida cotidiana, siendo estos salud, educación, trabajo y política. 

De estos cuatro rubros en nuestro país, el que más avanzó fue el político, pues la brecha se ha reducido con respecto a la del año 2019, y podría terminar de cerrarse en 95 años más. En contraste, el rubro más desalentador fue el económico, en el que se llevarán 257 años más; esto es debido a que son muy pocas las mujeres que ocupan puestos de dirección o de liderazgo sobretodo dentro en las empresas, al igual que tienen poca representación en sectores laborales donde más han crecido los salarios, y por si ello fuera poco, tienen escaso acceso a capital, lo que les impide emprender sus propios negocios, sobre todo por que emplean mucho más tiempo en trabajos asistenciales y de voluntariado a comparación de los hombres.

Pero ¿qué se puede hacer para que todo cambie? Urge movilizar recursos de todo tipo para empoderar a las mujeres; enfocar la dirección hacia la atención de la construcción de liderazgos femeninos; lograr compromisos para el cumplimiento de objetivos tanto en el sector público, como en el privado y agregaría al social, pues la igualdad se debe construir con todos los integrantes de la sociedad, partiendo desde la premisa de que vivir en condiciones de igualdad mejoraría la calidad de nuestros miembros y de nuestros procesos, como lo han hecho diez de los países con mayor paridad de género en el mundo como Islandia, Noruega, Finlandia, Suecia, Nicaragua (aunque no lo crean), Nueva Zelanda, Irlanda, España, Ruanda y Alemania.

Categorías

Colaboraciones

callejoninformativo Ver todo

Información, Opinión y Análisis

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: