Saltar al contenido

PARTICIPAR O NO PARTICIPAR…

Participar o no participar, he ahí el dilema

Por: Mónica Fragoso Maldonado

 

Estimado lector, en esta ocasión quisiera abordar el tema de la consulta popular que se realizará el próximo día domingo 1 de agosto de este año 2021,realizando un análisis, lo más exhaustivo posible, con los pros y contras de la misma, ya que creo que es importante que más allá de filias o fobias, tomemos la mejor decisión para nuestra democracia y para el futuro de nuestro país.

 

En primer término, es importante dejar claro que por primera vez en la historia de nuestro país, existirá una consulta popular producto de la reforma del año 2014, de ahí la gran importancia que guarda en nuestra historia actual.

 

Ahora bien, recordemos que la consulta popular es un mecanismo de participación ciudadana que sirve para ejercer un derecho constitucional, para votar en torno a temas de trascendencia nacional, de manera que lavoluntad vinculante conforme a lo que dicta la ley,puede incidir en el debate y las decisiones que adoptan los órganos representativos del Estado. La realidad es que convocar a una consulta popular no es una cuestión fácil, pues se tiene que pasar por diversas etapas para que esta pueda ser una realidad.

 

Ahora bien, cabe destacar que la pregunta que se someterá en la consulta ya fue analizada por la Suprema Corte de Justicia de nuestro país, la cual se decidió cambiar de la propuesta original, para adaptarla a los preceptos constitucionales, quedando:“Estás de acuerdo o no en qué se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por actores políticos encaminados a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas”; la respuesta parece muy sencilla, consiste simplemente en un sí o un no.

 

Es importante realizar varias precisiones. En la pregunta no se incluyen a los órganos de justicia, pues la misma es autónoma; es una exploración más de orden político, pero el camino que llevó a ella (consulta popular) y como se interpreta (por personas que desconocen básicamente el origen de este mecanismo de participación) su posible resultado ha generado discusiones y confrontación política de la sociedad, principalmente avivada por una clase política que le interesa que la ciudadanía sea apática y poco participativa.

 

Cabe agregar también que para que este ejercicio se considere vinculante, es decir, para que se lleven a cabo las acciones a las que se refiere la pregunta serequiere la participación y voto del 40 por ciento del listado nominal, que sería alrededor de 37 millones de personas, según lo establecido en nuestra Constitución. 

 

Lo que he escuchado como el argumento base de los que están en contra de la consulta es que “la justicia no se consulta”, frase que han repetido “activistas políticos” afines a los partidos políticos de oposición, insistiendo en que el gobierno realice una especie de engaño, lo cual es más alejado de la realidad, pues las investigaciones y los posibles procesos judiciales no son parte de este ejercicio.

 

Otro gran problema que enfrenta este mecanismo de participación ciudadana, es el tema presupuestal, pues incluso el Instituto Nacional Electoral ha informado que utilizará un menor número de mesas de votación que las utilizadas el pasado 6 de junio que se llevó a cabola elección intermedia; por ello solo se destinaran 520 millones de pesos para la misma y se reutilizaranmuchos de los materiales que sirvieron en este proceso electoral.

 

Ahora bien, cual es la razón que nos debe llevar a participar para ganar como sociedad es, que al ser uno de los mecanismos de participación ciudadana que establece nuestra Carta Magna podría abrir la puerta y empujar a la ciudadanía apropiarse de la consulta, y con ello a la creación de comisiones de la verdad; que dicho sea de paso, son una herramienta para la implementación de la justicia y del conocimiento de la verdad histórica en entornos de violencia y de una gran cantidad de víctimas como lamentablemente ha ocurrido en nuestro país, es por ello que este tipo de prácticas en diversos países han funcionado para el proceso de reconciliación social, ayuda y tranquilidad a las víctimas y sus familias.

 

Por último, hay quienes señalan que utilizar esta consulta le generaría al gobierno réditos políticos, pero más allá de ello, este ejercicio puede demostrar que la ciudadanía, que muchas veces se siente excluida,quiere incidir más activamente en las decisiones que se toman; por ello es importante que exista una amplia participación, porque a partir de esta consulta se va a generar un gran precedente, de qué cuando a la ciudadanía se le consulta algo, ella participa, y entonces este tipo de mecanismos se convertirían en una constante en nuestra vida nacional y política,fortaleciendo el ejercicio democrático que va más allá de los partidos, pues la consulta ciudadana se generó en torno a la participación de los ciudadanos y no de los políticos.

Así que, vamos a participar.

Categorías

Colaboraciones

callejoninformativo Ver todo

Información, Opinión y Análisis

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: