Saltar al contenido

PUEBLOS INDÍGENAS

Pueblos indígenas 

Por: Mónica Fragoso Maldonado

El pasado 9 de agosto se conmemoró el Día Internacional de los Pueblos Indígenas en el Mundo; con la conmemoración de esta fecha, se empezó a realizar un trabajo en favor de los mismos en la sesión de trabajo sobre las poblaciones indígenas de las Naciones Unidas en 1982.

No podemos olvidar, ni negar que en la actualidad, las poblaciones indígenas en el mundo siguen haciendo frente a una abrumadora situación de marginación, discriminación y exclusión. A lo largo de nuestra historia han sido despojados de sus tierras y territorios, de su autonomía política y económica, de su cultura y sus lenguas, las cuales han sido denigradas y aniquiladas.

Algunos datos que podemos recoger de su actual situación es que existen 476 millones de personas indígenas, que se concentran en 90 países, con ello se representan 5 mil culturas, pero lamentablemente, cada 2 semanas desaparece una lengua indígena (Según Naciones Unidas).

Lo cierto es que esta situación se puede arreglar pero se requiere primordialmente voluntad política de cada uno de los países, muchos incluso proponen un nuevo contrato social, que restablezca los derechos, la dignidad y las libertades de quienes han sufrido tantas privaciones históricas; por ello es fundamental generar un diálogo abierto, imparcial, con interacción y la voluntad de escuchar, para de ahí realizar algunas acciones en favor de los indígenas, sin olvidar que requieren tener una libre determinación y una participación significativa en todos los procesos de decisiones en el mundo.

Además es urgente establecer y fortalecer mecanismos de participación genuina, reconocer que las poblaciones indígenas como pueblos distintos y no como grupos marginados; ni vulnerables, valorando su diversidad y sus peculiaridades por las valiosas contribuciones que realizan en beneficio de todos; incluso es necesario retomar las prácticas culturales de la sabiduría indígena combinada con la ciencia y la tecnología, ya que pueden contribuir a dar respuesta a la crisis climática sobre agricultura sostenible y saludable en beneficio de la soberanía alimentaria de cada país. 

En conclusión, pudiera afirmar, estimado lector, que reconciliarnos con nuestros pueblos originarios nos ayudaría a generar una sociedad más digna, incluyente, humana y sobretodo igualitaria.

Categorías

Colaboraciones

callejoninformativo Ver todo

Información, Opinión y Análisis

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: