Saltar al contenido

LIDERAZGO FEMENINO Y MASCULINO

Liderazgo femenino y masculino

Por: Mónica Fragoso Maldonado

 

¿Quién lo hubiera pensado? Con la inclusión de las mujeres en los puestos de toma de decisiones –tanto en el ámbito público como en el privado–, las teorías de liderazgo comenzaron a evolucionar, y para ello se realizaron diversos estudios con la finalidad deanalizar las características y conocer la forma en la que impactarían tanto en las empresas, como en la sociedad.

 

Según estudios de diversos analistas que se concentraron mayormente en las escuelas Europea y Suiza de Management, los puntos fuertes de cada uno de los liderazgos son los siguientes:

 

En el caso femenino se encontró que las mujeres tenemos más desarrollada la capacidad de interaccióny empatía con otras personas, solemos ser más cercanas, expresivas y sociables; se demostró que nuestra sensibilidad es mayor ante las necesidades de los demás para comprender los problemas; tambiéntenemos más habilidades para el trabajo en equipo, manejo efectivo del tiempo e intuición para la toma de decisiones, mayor dedicación y detalle en las tareas emprendidas.

 

Incluso, diversos organismos internacionales como la ONU, han impulsado el liderazgo femenino para que sea utilizado de forma primordial en temas de prevención de conflictos armados y el restablecimiento de la paz.

 

Mientras que el liderazgo masculino se basa más en la comunicación, innovación, exigencia, autoridad, competitividad, autonomía, estructuración y construcción concreta de ideas. La toma de decisiones la hacen con mayor cautela, son dominantes y seguros de sí mismos.

 

Lo cierto es que en ambos liderazgos existe un área de oportunidad para desarrollarse, como: en el caso femenino, es la capacidad para gestionar el estrés, así como enfrentar las situaciones tensas, y se observa que existe una alta preocupación por la imagen personal. Por su parte, en el masculino, existe poca organización y falta de especialización. En ambos casos se han desarrollado a base de diversas metodologías, con muchas similitudes para la obtención de objetivos, pero sin duda, ambas pueden fusionarse en una complementaria.

 

En conclusión, estimados lectores, ningún liderazgo puede considerarse mejor que otro, todo lo contrario,podemos afirmar que ambos se complementan y aportan de acuerdo a las necesidades de la sociedad. Por ello es necesario ser más incluyentes al momento de distribuir las tareas de una forma igualitaria, pues el beneficio es sin duda más enriquecedor para todos los integrantes de una sociedad.

Categorías

Colaboraciones

callejoninformativo Ver todo

Información, Opinión y Análisis

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: