Saltar al contenido

POR NUESTRA SALUD MENTAL

Por nuestra salud mental

Por: Mónica Fragoso Maldonado

El día 10 de octubre de cada año se conmemora el “Día Mundial de la Salud Mental” con el objetivo de sensibilizar sobre los problemas relacionados con ella y movilizar los esfuerzos (económicos, físicos e institucionales) para ayudar a prevenirla, tratarla y mejorarla.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud mental es considerada como un proceso dinámico de bienestar que permite a las personas realizar sus actividades, afrontar el estrés normal de la vida, trabajar de forma productiva y hacer una contribución significativa para el lugar donde viven; un concepto ampliamente ambiguo desde mi punto de vista.

Lo cierto es, que la salud mental al igual que la salud física, debería de ser uno de los principales temas a tratar, y sobretodo prevenir, por parte de los gobiernos, generando mecanismos legales y de atención de salud pública, debido a que para nadie es ajeno que la salud mental se ha visto gravemente afectada por el confinamiento y la situación que como sociedad hemos enfrentado con esta pandemia.

Aunque la realidad y las cifras nos han revelado lo contrario, pues en realidad en nuestro país se han reducido los presupuestos involucrados en esta problemática, además se evita hablar de ello, pero en la práctica son pocos los lugares del sector público donde se puede atender cualquier tipo de padecimientos relacionados con este tipo de salud, incluso la práctica de diversas terapias se han realizado principalmente en el sector privado donde los tratamientos no están regulados, incluso, los seguros médicos no los consideran parte de sus tratamientos; por si ello fuera poco, no existe la infraestructura necesaria para atender a personas con trastornos o enfermedades mentales graves (sobre todo si se requiere internamiento; según cifras del INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), en nuestro país por ejemplo, durante los 10 últimos años ha habido un crecimiento continuo de la incidencia en suicidios cuyo aumento significativo se encuentra en el año 2020, que como ya lo señalaba quizás debido a la pandemia, lo que se corrobora con las últimas cifras de la OMS que ha situado a la depresión como segunda causa de discapacidad a nivel mundial.

Por último, a pesar de que la Secretaría de Salud de nuestro país estima que 15 millones de personas padecen algún trastorno de salud mental, no existen cifras reales, ni acciones que demuestren que desde hace años los gobiernos están interesados en trabajar en el tratamiento y prevención de este tipo de padecimientos en nuestro país, sobre todo teniendo indicadores tan preocupantes como el primer lugar de la incidencia de suicidios en un rango poblacional de jóvenes de 18 a 29 años o la situación de los trabajadores del sector salud ante la situación del Covid 19; situaciones que están generando trastornos en nuestra sociedad que tarde o temprano cobrarán factura en el sector salud y poblacional de nuestro país.

Categorías

Colaboraciones

callejoninformativo Ver todo

Información, Opinión y Análisis

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: